UnkiDO

José Mataloni y Laura F Campillo    

Grupo 28: A Cámara Lenta. Los Límites

Posted by LAURA on 14 Ee diciembre Ee 2018 a las 4:20

Cuando la realidad aprieta, ahí tenemos una posibilidad de expansión de la perspectiva y, también, por tanto, de posibilidades que, quizás ya estaban pero no veíamos, y se hacen factibles porque podemos verlas. La presión es como una incubadora en la que, si se aprovecha para desarticular lo obsoleto, se recodifican las capacidades de percepción de la persona.

Si cuando la realidad aprieta, lo tomo como un ejercicio de ataque hacia la imagen de lo que creo que soy, ahí se va a producir un repliegue de la percepción que va a enfocarse en proteger a la imagen, confundo que “yo” soy esa imagen, y toda mi energía se destina en aquella protección, en mantenerla viva.

El apriete hace saltar los signos internos de alerta de que la imagen está en peligro de desmantelación. Al confundir nuestra identidad con una imagen, creemos que se ataca a lo que soy, ahí puedo ver dónde tengo puesta la identidad. Esa presión enfoca a la imagen a la cual el apriete apunta, porque está obsoleta y precisa ser desarticulada. Vivir con mucho miedo esos momentos, supone que hay un aferramiento a la imagen, para que no se desarticule, o bien una identidad muy aferrada a esa imagen, a la conciencia social y a la referencia externa.

Si en el apriete pongo “cámara lenta”, y hago un aprovechamiento de esos signos de alerta, los tomo como signos de potencial en gestación, en lugar de amenazas de peligro, entonces las reacciones no saltan tan rápidamente. Hay un mayor tiempo generado para poder percibirlas, de modo que se autodescartan al haber esa lentitud en el enfoque que las observa. La doble vía ahí cada vez se percibe con mayor claridad: el reactivo de la defensa, o (y) un silencio que está gestando algo que desconozco, pero que al mismo tiempo me da la vía más conocida, paradójicamente, de todas, la que sale de mi propia expresión natural, sin esfuerzo. Esa otra vía requiere de esa parada en la que las alertas que sentimos son utilizadas para darse ese espacio en el que no tomo el reactivo automático, sino que permito que la imagen que quiere defenderse, sea vista para su desarticulación.

Distinguir este proceso dentro de uno, es un ejercicio de correcto posicionamiento. Creer que uno está “en desmantelación”, mientras está defendiendo su imagen, hace que la realidad presione más y más fuerte para que se pueda detectar el posicionamiento REAL. Una vez aprendo que la realidad me está enfocando a esa posición real, la actitud de la persona cambia, se hace mucho más permeable a detectar el posicionamiento. Hay una mayor actitud de escucha, en todo su amplio sentido, de detección de lo que la realidad me enfoca. El reconocimiento de dónde estoy defendiendo a mi imagen, hace que los aprietes de la realidad sean más aprovechables, como desafíos, no como “problemas”.

Al detectar los signos de la presión tengo la doble vía. Ahí vamos pudiendo tomar con más fuerza otra finalidad. Pasar de estar en la finalidad de sostener la imagen, sostener la conciencia social (lo que la mayoría piensa), a tener interés por la gestación de habilidades REALES en tiempo real, donde ya no importa tanto el cómo soy visto por el afuera, sino lo que se está gestando adentro ante el desafío, ante el límite.

Tomar a la realidad como lo que me está educando, en lugar de algo a lo que debo controlar para el beneficio de mi imagen, es un ejercicio de humildad ante lo que nos rodea.

Así, por ejemplo, muchos “no sé” se activan en sustitución de muchos “sí sé” que no eran verdad, y que la realidad nos informa de que creíamos saber, pero en realidad no sabíamos. El reconocimiento de estos bordes es un auto-reconocimiento, nadie más que uno mismo se puede otorgar el reconocimiento de sus propios límites y, en ese reconocimiento, tomar el desafío como oportunidad de expansión, al tomar el enfoque en la auto-educación a través de la realidad. En el autoreconocimiento del límite uno tiene la doble vía, de tomarlo como repliegue y autodefensa de la imagen, o tomarlo para expandir el límite.

Si verdaderamente hay una finalidad de desmantelación de la imagen, uno va a poder ver cómo la imagen se aferra en este encapsulamiento. Pero si no está esta finalidad, simplemente se producirá la defensa en modo inconsciente.

Para quien resuene con profundizar en esta línea, lo haremos en el Grupo 28 "A Cámara Lenta"

Más info e inscripciones: https://www.unkido.com/grupos-de-trabajo

Imagen de Ana Teresa Barboza "The Ocean"





Categorías: Ninguna

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios