K

  Un   i_DO

Laura Fdez Campillo y José Mataloni

Dejarse Llevar

Posted by LGC on 16 Ee agosto Ee 2012 a las 0:30

En algún momento del camino interior, comenzarás a escuchar la premisa: "Déjate llevar". Comprender la profundidad de esta idea puede llevar mucho tiempo. Es más bien un proceso, uno constante de comprensión. Ese "dejarse llevar" es todo un arte, uno que tratamos de encontrar en Unkido.  


Es un ideal excelente, como muchas ideas que andan dando vuelta para la comprensión concsciente, o interior. El problema es que la mente automática, lo suele tratar a su forma, con su manera de proceder. Es decir, comienza a repetirlo, a esforzarse por llegar a la idea, a fanatizarse con ella, lo cual crea división y no la vivencia del ideal. Y si no hay vivencia, una vivencia periódica, un ejercicio habitual, no hay realidad interior posible.


En ese punto da lo mismo del ideal que se trate, la mente lo tratará de la misma forma, y seguirá creando división. Por eso, sería bueno, no cometer el error de repetir frases, sin haber vivido su realidad interna.


"Dejarse llevar" sí, es una idea muy bonita, pero ¿por quién, por qué cosa? Esto es lo primero que hay que distinguir interiormente, porque todo lo que vivamos antes de este paso, es una cuestión previa a la vivencia de la idea. Por quién o qué dejarse llevar, implica un ejercicio interior, el de abandonar las estructuras mentales automáticas, el ejercicio de observar y estudiar lo que sale de uno, de su mente, de sus emociones. Perseguir las emociones y pensamientos automáticos, no conduce más que al capricho, pues, la mente emocional y mecanica es sumamente cambiante.


Lo que tenemos que aprender a escuchar es "la voz interior", la voz de la comunicación espiritual. Todo "aquello" viene a través del canal de la intuición. En realidad esto se da en varios niveles, por ejemplo, para lo más íntimo, para lo más práctico, a nivel personal, a nivel social. La comunicación interior implica un universo de posibilidades,..., pero, una sola realidad íntima de apertura interior. Y esto es lo que nos interesa.


Para dejarse llevar, antes hay que hacer un proceso de discriminación, es decir, hay que hacer lugar. No se trata de seguir las emociones, ni los pensamientos de la mente ordinaria, más bien, se trata de hacer espacio, silencios, en el cúmulo de emociones de la personalidad, y entre la enorme cantidad de pensamientos automáticos que vienen del subconsciente. Este es entonces, el primer gran ejercicio para aprender a dejarse llevar. Espero que sirva para que realices la vivencia interior.



Categorías: Unkido

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios